Posts

Una serie de acontecimientos habían enrarecido la opinión pública acerca de las aspiraciones de paz y amor del movimiento hippie

Image
Oyendo hablar de religión a la mayor parte de nuestros contemporáneos uno podría llegar a pensar que nos encontramos en un enorme supermercado donde cada uno puede elegir su propio Dios más tarde o más temprano. Parece que en esencia poco ha cambiado nuestra sociedad desde que el apóstol Pablo visitó Atenas y encontró una galería de todo tipo de dioses donde habían reservado incluso un lugar "AL DIOS NO CONOCIDO". El discurso del apóstol ante esa situación, previsiblemente incomprendido por la mayor parte de los atenienses, se ha conservado sin embargo en el capítulo 17 del libro de los Hechos: "Varones atenienses, en todo observo que sois muy religiosos; porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio. El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hech

La gracia de Dios también se expresa en el deseo y el ateísmo de Luís Buñuel

Image
Sea como sea, está claro que la teología es una de las grandes líneas del cine buñueliano. Víctor Fuentes llega incluso a detectar –dos fases– en cuanto a su relación con la religión. La primera es aquella que más se comenta al hablar de Buñuel, la de un –ateísmo militante– que se enfrenta a toda su educación jesuítica. Sin embargo, a medida que transcurren los años, según Fuentes, Buñuel hace –un retorno a la religión– y comienza el –ciclo teológico– de su cine: –Nazarín–, –Viridiana–, –El Ángel Exterminador–, –Simón Del Desierto– y –La Vía Láctea–. Este último film, que cumple cincuenta años este 2019, es para muchos biógrafos de Buñuel la –summa– de su cine teológico. Inspirado en –Historia erudita de los heterodoxos españoles– (1880–1882) de Menéndez Pelayo, el director va repasando las diferentes herejías a lo largo de la historia de la iglesia y por primera vez hay un cuestionamiento directo a las ideas de Sade donde este, tras torturar a una niña, intenta convencer a la menor de

Mary Ethel hipotecó su granja, le compró un piano y lo envió a un seminario en Texas en 1950

Image
El título de la canción "Great Balls of Fire" era una referencia explícita a la experiencia Pentecostal, donde supuestamente el fuego del Espíritu Santo se manifiesta, provocando que los miembros de la iglesia desarrollen un comportamiento sobrenatural. En esta canción la experiencia es escalada a un contexto netamente pagano, por lo que no es de extrañar que el propio Sam Philips temiese el alcance de su contenido blasfemo: "Sacudes mis nervios y mi mente / Tanto amor puede volver loco a un hombre / Acabaste con mi voluntad, ¡oh qué emoción! / Gloriosa exquisitez de las grandes bolas de fuego" –repite compulsivamente la canción. Mujeres religiosas como Arizona Dranes, Blind Mamie y Sister Rosetta Tharpe ya habían explorado esta incendiaria convinación durante los últimos 20 años. El mercado de los blancos sin embargo fue impermeable hasta la aparición de estos hombres. Una fotografía ha inmortalizado una sesión del 4 de diciembre de 1956 en la que Elvis Presley, Jo

Desgraciadamente, la suciedad e inmundicia, la llevamos dentro

Image
Todo es excesivo en esta serie, pero los 70 eran también una época de excesos, brutal, como Martin Scorsese nunca tiene miedo de mostrar. Incluso para un medio tan poco moralista, como la televisión por cable, "Vinyl" traspasa la barrera de lo "políticamente correcto". La visión que tiene de las mujeres, incluso el racismo de su protagonista, hace que hasta Don Draper resulte moderno y Mad Men casi feminista. La verdad es que los protagonistas de muchas series actuales no pueden ser más desagradables. Hay otros elementos que te dejan perplejo en "Vinyl", como son esos "flashbacks" en los que los actores, difuminados por la iluminación, interpretan clásicos de músicos de los 50 y 60, como Buddy Holly, Bo Didley, Otis Redding y hasta Karen Carpenter. Lo más enigmático, sin embargo, es el personaje fantasmal que acompaña a Finestra en su lado más oscuro, Ernst –sólo habla con él, aparece y desaparece misteriosamente–. Por un lado, parece que le llev

Eleanor Coppola cuenta la obsesión de su marido por esta historia en el diario íntimo Con el corazón en tinieblas, que describe el turbulento rodaje de Apocalypse Now (1979)

Image
El rey Leopoldo II (1835–1909) autorizó la entrada de unos centenares de misioneros protestantes en el Congo, entre ellos el joven Roger Casement, educado por parientes anglicanos del Ulster, tras morir sus padres en Dublín –un capitán casado con una católica, que pretendidamente se había hecho protestante–. Antes de que Casement hiciera su famosa denuncia de la explotación de indígenas en la extracción del caucho, un misionero americano bautista, J. B. Murphy, había publicado ya un informe en 1895 sobre esos mismos abusos en el Congo. Un misionero sueco, que trabajaba con la misión bautista americana, E. V. Sjöblom, encabeza la protesta, acompañada de las fotografías de Alice Harris, una bautista británica que muestra cómo los africanos son azotados hasta la muerte y los ríos del Congo belga se llenan de cadáveres de las víctimas del régimen brutal de Leopoldo II. A ellos se une el testimonio de dos misioneros presbiterianos de Virginia –William Morrison y el afro–americano William Sh

Gibson era hijo de un pastor metodista que se había hecho anglicano por su mujer

Image
El protestantismo en que me he criado era fundamentalista o liberal. No había término medio. En un sentido, me temo que las cosas no han cambiado demasiado. La mayoría sigue despreciando la teología, o tiene las posturas más extremistas posibles, pero hay siempre una minoría más abierta, que acaba absorbiendo con sus lecturas, –todo el paquete– de la teología actual, hasta ser incapaz de ver ningún problema en ella. Stott me enseñó, sin embargo, que había una –tercera vía–. El problema es que –como él vivió a finales de la Segunda Guerra Mundial y yo mismo experimenté a una fecha tan tardía como finales de los años 80– estudiar teología como evangélico, en una universidad que no lo es, es un camino solitario, si quieres ser fiel a la Biblia. Su amigo, el teólogo evangélico metodista Donald English, recuerda que Stott estaba –tan solo, que era uno de los pocos que no veía las cosas cómo se las enseñaban–. Esto paradójicamente, –le llevó a un estudio más profundo y detallado de la Biblia

La muerte o el silencio de Dios es sin duda el tema religioso más recurrente en las películas, entrevistas o ensayos de los directores belgas

Image
El Joven Ahmed Bélgica es un país de tradición católica y según las estadísticas el 37% de la población todavía cree en la existencia de Dios. El ateísmo es seguido hoy por apenas un 9% de la población belga. Son una minoría sí pero también lo son aquellos que asisten regularmente a las iglesias. Las cifra de asistentes a la iglesia había bajado al 5% ya en el 2009. Los hermanos Jean–Pierre y Luc Dardenne formaban parte de esa minoría cuando participaban de las estrictas tradiciones católicas con sus padres en la década de 1960. /// Pablo Fernández nos habla hoy en entrelineas.org sobre " en el artículo "La incansable búsqueda moral de los hermanos Dardenne" ❤ ¿Te parece interesante? Para saber más puedes seguir leyendo en entrelineas.org/revista/el–viaje–moral–de–los–dardenne http://dlvr.it/SDNW5D